Los diferentes tipos de almacenes de mercancías han ido surgiendo según las necesidades de almacenamiento de las mismas, las características que la componen, la adecuación del lugar de almacenaje y su mecanización, entre otros.

En Airpharm disponemos tanto de almacenes frigoríficos como de almacenes homologados para medicina y productos químicos, los cuales están adaptados para albergar este tipo de mercancías.

Tipos de almacenes según el tipo de mercancía almacenada

En este tipo de almacenes encontramos los siguientes:

Almacenes de materias primas

Son aquellos almacenes que tienen como función guardar y custodiar las materias y materiales básicos para la fabricación y/o comercialización de un producto en específico.

Este tipo de almacén suele encontrarse cerca del departamento de producción debido a que los materiales que contiene serán transformados por dicho departamento.

Almacenes de productos semiterminados o en curso

Los almacenes de productos semiterminados o en curso, también conocidos como almacenes en proceso, son, como su propio nombre indica, los encargados de albergar productos que están en fase de producción pero que aún no han finalizado dicha fase.

Almacenes de productos terminados

El tipo de almacén de productos terminados es aquel que se encarga de controlar y custodiar los productos que ya han finalizado la fase de producción y que están listos para su venta. Este almacén generalmente  suele ser el que mayor económico alberga en su interior.

Almacenes de materiales auxiliares

El almacén de materiales auxiliares, como su propio nombre indica, guarda materiales auxiliares a la producción que no están contemplados como materia prima.

Almacenes de envases y embalajes

El almacén de envases y embalajes es aquel donde se almacenan los envases y embalajes de los que irán provistos los productos terminados.

Dentro de este tipo de almacén también se pueden incluir los almacenes de materiales de desperdicio, los almacenes de materiales obsoletos y los almacenes de devoluciones, aunque estos suelen ser menos usuales.

Tipos de almacenes según su grado de mecanización

Según el grado de mecanización, los almacenes se pueden clasificar en dos grandes grupos, por un lado almacenes convencionales, cuya altura no supera los 10 metros y están equipados con estanterías metálicas sencillas colocadas a cierta distancia para facilitar las maniobras. Se hace uso de carretillas elevadoras para el transporte interno.

Por otro lado, los almacenes de alta densidad.

Dentro de los almacenes convencionales se encuentran:

Almacenes convencionales que utilizan carretillas contrapesadas convencionales

En este tipo de almacenes, la altura de las estanterías no puede superar los 4 metros de altura y la anchura entre los pasillos debe ser de 5 metros aproximadamente para que la mercancía pueda ser manipulada. En caso de necesidad por adhesión de algún accesorio a la carretilla la anchura podría aumentar.

Almacenes convencionales que utilizan carretillas de mástil retráctil

Los almacenes convencionales que hacen uso de carretillas de mástil retráctil tienen la ventaja de poder llegar hasta

tipos de almacenes carretillas con mastil retractil

 los 10 metros de altura, ganando espacio de almacenaje. A diferencia de los almacenes que hacen uso de carretillas contrapesadas convencionales, en los a

lmacenes con carretillas de mástil retráctil éste no tiene que ser inclinado, lo que también implica que se reduce el espacio entre los pasillos pudiendo ser menor de 5 metros.

 

Almacenes convencionales con estanterías drive-in y drive-throught

Los almacenes con estanterías drive-in y drive-throught son idóneos para el almacenaje de mercancías pesadas. Este sistema une las ventajas del apilado de mercancía en bloque, así como el apilado de estanterías aprovechando de forma compacta el espacio apilando mercancías a una altura elevada.

Almacenes convencionales equipados con estanterías dinámicas

En estos almacenes los palés se suelen desplazar por rodillos ligeramente inclinados, ofreciendo la posibilidad de incorporar motores reductores o cilindros de aire para el accionamiento del desplazamiento. Los almacenes convencionales equipados con estanterías dinámicas están pensados para seguir el principio de almacenamiento FIFO (first input first output).

Almacenes de alta densidad

Los almacenes de alta densidad son aquellos que requieren estanterías adaptadas a las dimensiones de los bultos que albergan las mercancías. Este tipo de almacenes, debido a la dificultad del movimiento de materiales por su peso y densidad, implica el uso de maquinaria específica y no convencional. 

El suelo debe ser resistente y plano y la nivelación de sus estanterías debe ser correcta para poder realizar maniobras de forma segura. 

Este tipo de almacenes presentan una altura elevada y una reducción de los pasillos de maniobra.

Tipos de almacenes según el tipo de recinto

Almacenes cubiertos o de interior

Son aquellos que cuentan con diferentes tipos de cerramientos en su construcción, con el fin de limitar la incidencia de las inclemencias climáticas y de proteger la mercancía que albergan.

Almacenes abiertos o de exterior

Son aquellos almacenes al aire libre que suelen estar delimitados por cercas o por límites señalizados. Las mercancías aquí almacenadas no requieren protección contra el clima, por ello no cuentan con una cubierta.

Tipos de almacenes según la función logística

Almacenes centrales

Los almacenes centrales son aquellos que se localizan lo más cercanos posibles al centro de fabricación. Están equipados para la manipulación de cargas de grandes dimensiones.

Almacenes regionales

tipo de almacenes cubiertosLos almacenes regionales se localizan cerca del punto de consumo. La elección entre los almacenes regionales y los centrales dependerá del tipo de carga y de la estructura de costes de transporte de la empresa en cuestión, por ejemplo, los productos de bajo valor o cuyos costes de transporte sean elevados suelen pasar por almacenes regionales. Si por el contrario el valor de los materiales almacenados es alto o los costes de transporte bajos se hará uso de almacenes centrales para reducir los costes.

 

Almacenes de tránsito

Los almacenes de tránsito son el punto intermedio entre la central y el centro de consumo. Su diseño permite albergar una gran cantidad de mercancía.

Almacenes temporales

Son usados para almacenar stock de forma temporal durante picos en la demanda, por ejemplo. Normalmente la mercancía almacenada en este tipo de almacenes suelen ser productos con una estacionalidad o temporalidad definida.

Desde Airpharm Logistics esperamos que este artículo haya sido de tu interés.

Para cualquier consulta no dudes en contactar con nosotros a través de nuestras diferentes oficinas. También puede seguirnos a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter y Linkedin.