El nuevo aeropuerto de Beijing en China, cuenta con unas instalaciones modernas, marcando una nueva era en el transporte aéreo de mercancías.
Su diseño se asemeja al de una estrella de mar, fue proyectado por la arquitecta Zaha Hadid.
Se encuentra a 46 kilómetros de la ciudad, siendo proyectado entre el distrito de Daxing y el de Guangyang. La terminal ocupa una superficie que equivale a 98 campos de fútbol, incluyendo entre sus instalaciones una estación de metro y otra de tren de alta velocidad.
El diseño está compuesto por un hexágono con cinco vestíbulos que conectan con la entrada principal. Su interior es elegante, moderno y luminoso gracias a su cubierta que cuenta con 8.000 ventanas, que favorece la entrada de luz solar haciendo también el edificio energéticamente eficiente. La construcción también hace uso de energías renovables combinando la energía solar y geotérmica con las tradicionales.
La construcción del aeropuerto de Beijing se inició en el año 2014, y su coste asciende a 11.500 millones de dólares.
Datos interesantes sobre el aeropuerto de Beijing
El aeropuerto de Beijing es uno de los más grandes del mundo y cuenta con algunas características distintivas como:

  • El centro de control del Área de maniobras de la Terminal de Beijing ha sido el primer centro de control chino en implementar la tecnología que permite la secuencia y el equilibrio del flujo de tráfico del aeropuerto y del espacio aéreo.
  • Su sistema de control y gestión de llegadas y salidas favorecerá la eficiencia de los vuelos ya que reducirá los retrasos en los mismos y aumentará la capacidad aérea.
  • El aeropuerto también cuenta con dispositivos de navegación y radares en sistemas de gestión de tráfico aéreo (ATM) con el fin de ayudar al servicio de vigilancia y navegación de seguridad para el despegue y aterrizaje de aviones.

Para más información te invitamos a ver el siguiente vídeo: