La logística integral da un paso más allá en el concepto general de logística añadiendo las actividades encaminadas a la planificación, la implementación y la organización de todas las áreas de la empresa con el objetivo de que manejen la información relacionada con el proceso logístico.

Para poder llevarla a cabo, las empresas necesitan ser conscientes de la importancia de una buena gestión de su cadena de suministro, de implementar pautas que aumenten la rapidez en las operaciones y de conocer a la perfección los trámites necesarios para todo ello.

Los recursos, procedimientos y métodos empleados para el transporte de mercancías conforman un conjunto integrado que tiene como finalidad ofrecer un servicio personalizado y de calidad a los clientes aportando así una diferencia competitiva a la empresa logística.

¿En qué consiste la logística integral?

La logística integral permite a los clientes gestionar todas las etapas logísticas que su negocio o producto necesita. Es decir, este servicio implica reducir de forma significativa la problemática de contratar distintas fases del proceso logístico con diferentes empresas. Además, en este tipo de servicio, los procedimientos de cada fase del proceso de logística integral son llevados a cabo por profesionales que conocen las condiciones de los productos transportados y utilizan las medidas de manipulación y actuación necesarias en cada caso.

Por esta razón, resulta fundamental que la empresa que lleva a cabo la logística integral cuente con experiencia en transporte de productos y materiales que requieren un cuidado especial, como es el caso de Airpharm Logistics.

Fases de la logística integral

¿Qué factores son necesarios para gestionar la logística integral en la empresa?

Todas estas peculiaridades no son más que la respuesta competitiva a un entorno cada vez más exigente. La logística integral puede llevarse a cabo garantizando la integración de cuatro niveles de la empresa:

Infraestructuras

La dispersión geográfica que conllevan ciertos servicios logísticos y la coordinación entre las distintas empresas que lo llevan a cabo puede suponer al final un problema importante para el cliente o usuario. Por ello, para poder realizar un servicio logístico integral es necesario tener unas infraestructuras potentes que faciliten la comunicación correcta entre las fases de la distribución: gestión de inventario, almacenamiento y transporte.

Planificación

Gestionar adecuadamente el tiempo necesario para cada gestión es imprescindible a la hora de llevar una planificación logística integral. Para optimizar el control de esos tiempos, es necesario realizar un calendario de actuaciones que contemple todos los componentes del proceso logístico: envío, almacenaje y entrega.

Funciones dentro del equipo

La especialización de todas las actividades de la cadena logística dentro del equipo resulta fundamental a la hora de que el trabajo se lleve a cabo de forma profesional y eficiente.

Definir una estrategia

Consiste en elegir el enfoque que la empresa tomará para conseguir una logística integral funcional y óptima. Es preciso poder definirla e implementarla para que la logística funcione como un todo, y no los elementos por separado.

¿Cómo se puede organizar un sistema logístico integral?

Organizar un sistema de logística integral implica que todos los que conforman la empresa formen parte de él. Desde la dirección hasta aquellos que gestionan tareas de producción o de trato con el cliente. Para desarrollar ese sistema es necesario crear flujos de tareas que sirvan como soporte para el buen funcionamiento del proceso.

Dentro de la organización que suministra servicios de logística integral, es necesario localizar los diferentes procesos logísticos para que cada miembro del equipo sea consciente tanto de su labor y como de la del resto de compañeros.

Logistica integral como ventaja competitiva

Visión de la logística integral como ventaja competitiva

En la actualidad, identificar cuáles son los factores que pueden determinar una posición competitiva favorable y, además, saber a través de qué estrategias se puede conseguir dicha posición, es determinante para el devenir de cualquier negocio. En el mundo de la logística, esas estrategias se diferencian del resto por la eficiencia, la calidad y la adaptación a lo que el cliente demanda.

La ventaja sobre los competidores se convierte en un aspecto fundamental en el que la logística integral se convierte en el elemento propicio de creación de valor. La innovación, la mejora de los servicios y el crecimiento como organización son factores que acrecientan esa ventaja competitiva y ayudan a construir el sistema logístico integral demandado.

Desde Airpharm Logistics esperamos que este artículo sobre la importancia de la logística integral haya sido de tu interés. Para cualquier consulta no dudes en contactar con nosotros a través de nuestras diferentes oficinas. También puede seguirnos a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter y Linkedin.