El pasado 1 de mayo de 2021 entró en vigor el Reglamento (CE) 2020/740 del Parlamento Europeo del Consejo del 25 de mayo de 2020 por el que se establece el nuevo etiquetado europeo de neumáticos. En el mismo, se insiste en los parámetros de información que deben aparecer en los nuevos neumáticos y de manera armonizada.

El reglamento establece un nuevo sistema de etiquetado que permitirá a los usuarios finales elegir con conocimiento de causa en el momento de la compra de los neumáticos. Los objetivos son aumentar la seguridad, la protección de la salud y la eficiencia económica y ambiental del transporte por carretera

Esto se consigue mediante el fomento del uso de neumáticos que sean seguros, duraderos y eficientes en términos de consumo de carburante y que presenten, además, bajos niveles de ruido.

A lo largo de este post, vamos a explicarte qué información nueva incluye el etiquetado europeo de neumáticos.

Respondemos a las 5 principales dudas sobre el nuevo etiquetado europeo de neumáticos

NUEVA ETIQUETA NEUMATICOSSegún la Comisión Europea, el objetivo de este nuevo reglamento es aumentar la seguridad, la protección de la salud y la eficiencia económica y ambiental del transporte por carretera.

Esto se persigue lograr facilitando la información a los usuarios finales que les permita elegir neumáticos más eficientes en términos de consumo de carburante, más duraderos, más seguros y más silenciosos. Para ello, se ha diseñado este etiquetado europeo de neumáticos con información armonizada. Así, pretenden garantizar condiciones de competencia equitativas para los fabricantes.

Según la propia Comisión, se va a reducir los costes de los proveedores, asegurar unas condiciones de competencia equitativas y garantizar la libre circulación de los bienes en el mercado interior.

Además, se ha establecido que la resistencia a la rodadura, la adherencia en superficie mojada, el ruido de rodadura exterior y otros parámetros deben medirse de conformidad con métodos fiables, exactos y reproducibles.

A continuación, vamos a dar respuesta a las cinco principales preguntas con respecto a este nuevo etiquetado europeo de neumáticos:

¿Qué mantiene este nuevo etiquetado europeo de neumáticos?

La nueva etiqueta mantiene la información relativa a:

  • La resistencia a la rodadura.
  • La adherencia en superficie mojada.
  • El ruido de rodadura exterior.

Todos estos parámetros ya se proporcionaban, aunque se han añadido cambios en el diseño y un reescalado parcial.

¿Cuáles son sus novedades?

En el nuevo etiquetado europeo de neumáticos se incluye:

  • El nombre comercial.
  • El código QR que permite acceder de manera directa a la parte pública de la base de datos de productos de la UE.
  • La identificación exacta del producto con su número de artículo.
  • La dimensión del neumático
  • El índice de carga y velocidad.
  • Los pictogramas de uso en nieve y de agarre en hielo.

etiqueta neumaticos

Ampliación del etiquetado a más neumáticos

Este etiquetado europeo de los neumáticos hasta ahora solo era obligatorio para los neumáticos de turismo (C1) y furgonetas (C2). Sin embargo, se ha decidido ampliar a los neumáticos de camiones (C3).

En palabras de Ana Blanco, Subdirectora adjunta de circulación de la Dirección General de Tráfico (DGT), los consumidores dispondrán de una información más adecuada. Esto es “importante porque de esta manera podrán elegir neumáticos más eficientes en término de consumo de carburante, también más duraderos, más seguros y más silenciosos”.

Neumáticos más seguros

Para Blanco, “esta nueva normativa aporta además una mejora en seguridad pues el neumático es una parte muy importante del sistema, que garantiza la estabilidad, una reducción en la distancia de frenado (si está en buen estado), y también minimiza los riesgos de pérdida de adherencia en suelo mojado”.

Un paso más en seguridad vial ya que, solo en 2019, en 454 accidentes con víctimas de todos los registrados, tanto en vías urbanas como interurbanas, los neumáticos estaban muy desgastados o defectuosos.

Además, si tenemos en cuenta la antigüedad de los vehículos implicados en esos accidentes, la presencia de neumáticos en mal estado pasa de 4 en los de menos de un año, a más de 200 casos en los vehículos de más de 15 años. Un dato que cobra aún más importancia puesto en el contexto del parque de vehículos, en el que aquellos con más de 15 años de antigüedad representan algo más del 38% del total.

Desde Airpharm, os animamos a que leáis nuestro post anterior sobre transporte de mercancías peligrosas, para refrescar cuáles son las medidas que se deben tener en cuenta en cuestión de seguridad en el transporte por carretera.

Reducción de la huella de carbono

El sector del transporte supone la tercera parte del consumo de energía de la Unión, según datos de la propia Comisión Europea. En 2015 el transporte por carretera fue responsable de aproximadamente el 22 % del total de emisiones de gases de efecto invernadero. Los neumáticos, debido principalmente a su resistencia a la rodadura, representan entre un 20 % y un 30 % del consumo de carburante de los vehículos

Por lo tanto, la reducción de la resistencia a la rodadura de los neumáticos contribuiría de manera significativa a la eficiencia en términos de consumo de carburante del transporte por carretera y, por consiguiente, a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y a la descarbonización del sector del transporte.

Debido a estos datos, y a fin de afrontar el reto de reducir las emisiones de CO2 del transporte por carretera, se han establecido incentivos. Estos están encaminados para la innovación con vistas a lograr unos neumáticos C1, C2 y C3 seguros y eficientes en términos de consumo de carburante.

Además, los neumáticos recauchutados constituyen una parte importante del mercado de los neumáticos para vehículos pesados. El recauchutado de los neumáticos prolonga su vida útil y contribuye a los objetivos de la economía circular, como la reducción de residuos. 

La aplicación de los requisitos en materia de etiquetado a dichos neumáticos supondría un importante ahorro de energía según la Comisión Europea. Por último, las etiquetas de los neumáticos deben reflejar los resultados comparados del uso real de los neumáticos.

Esperamos que este post os haya resuelto tus dudas. Te invitamos a compartir tu opinión a través de los comentarios. Síguenos para estar al día a través de nuestras redes: Facebook, Twitter y Linkedin.