En Airpharm Logistics, como especialistas en el transporte de todo tipo de mercancía, incluso peligrosa, sabemos que el almacenamiento de productos químicos y su transporte implican riesgos en sí mismos y en el contacto con otros materiales. El almacenaje incorrecto o con fallos puede suponer un peligro para la empresa que lo gestiona y sus trabajadores.

Por esta razón, resulta fundamental cumplir una serie de normas, así como ciertas precauciones a la hora de trabajar con estos productos. Veamos cuáles son:

Normas para el almacenamiento de productos químicos

El transporte y almacenamiento de productos químicos requiere de una serie de normas y prevenciones que garanticen la seguridad del personal destinado que realiza las acciones, de la mercancía y de las instalaciones utilizadas. Entre esas normas y siguiendo las directrices del Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y las ITCs, se pueden encontrar las siguientes:

1.  Almacenaje de las sustancias clasificadas y por separado

Como primera norma básica en el almacenamiento de productos químicos está la obligación de depositarlas aisladas y por separado del resto de mercancías. De esta forma se contribuye a evitar riesgos que pueden llegar a generarse como es el caso de los incendios, la corrosividad o la toxicidad. Además, ayuda a prevenir las incompatibilidades entre productos

Durante el proceso de almacenamiento es necesario clasificar todos los productos según su forma, su comportamiento y su aplicación química. De esta forma se ayuda a gestionar de manera más eficiente cada producto químico.

También resulta necesario para gestionar correctamente el almacenaje sectorizar la superficie en la que se vayan a depositar las sustancias, es decir, acotar los espacios para que, en el caso de que se produzca una fuga, un derrame o incluso un incendio, se pueda conocer con precisión el origen de los productos y prever su comportamiento.

Productos químicos

2.  Precaución y retención de los derrames

Evitar la rotura de recipientes o cualquier tipo de derrame que se pueda producir durante el almacenamiento de productos químicos es una de las medidas más importantes a la hora de prevenir riesgos.

Dentro de esta prevención, también intervienen las posibles salpicaduras o goteos que se pueden producir durante la manipulación de la mercancía. De este modo se consigue evitar que se produzca el contacto entre ciertas sustancias, como ácidos o bases. Para ello, los productos deben instalarse en bandejas, cubetos de retención o armarios especiales para corrosivos.

Sistemas de instalación de productos químicos

3.  Instalar un buen sistema de ventilación

Disponer de un buen sistema de ventilación durante el almacenaje es idóneo para mantener la seguridad. Con ello se consigue la ausencia de vapores tóxicos y mantiene la atmósfera óptima para poder trabajar. Además, se trata de una medida básica para evitar incendios y explosiones.

Inherente al sistema de ventilación están las medidas encaminadas a la prevención de los cambios bruscos de temperatura que puedan afectar a los productos químicos. Las temperaturas extremas, tanto muy altas como muy bajas, pueden crear alteraciones en las composiciones. Para ello resulta necesario almacenar los productos químicos en espacios habilitados con sistemas de control de la temperatura, como una cámara de calentamiento o las cámaras frigoríficas.

4.  La zona de almacenaje debe ser resistente al fuego

En cuanto a esta norma, se trata de algo básico e imprescindible para poder almacenar productos químicos de forma totalmente segura. Estos lugares deben cumplir una serie de requisitos: tener un cerramiento homologado resistente al fuego, evitar los focos de calor, poseer una instalación eléctrica antiexplosiva y contar con medios de detección y protección frente a incendios.

También es preciso que los recipientes en los que se almacenen los productos químicos minimicen el efecto corrosivo, no sean frágiles y cuenten con todo tipo de protecciones contra incendios.

5.  Formación del equipo encargado de manipular los productos químicos

Todas las personas que trabajan con sustancias químicas, ya sea en la manipulación o en el transporte, tienen la obligación de estar debidamente formadas en informadas sobre el comportamiento de los productos con los que trabajan.

Los trabajadores deben estar plenamente informados de los riesgos a los que se exponen si no cumplen con las normas de almacenaje de productos químicos. También deben saber identificar cuáles son las sustancias, cómo es su comportamiento y qué prevenciones necesitan.

En Airpharm Logistics ofrecemos a nuestros clientes un servicio especializado de almacenaje y transporte de productos químicos y, además, contamos con las certificaciones ADR y IATA que acreditan la máxima calidad en la gestión y manipulación de productos farmacéuticos en la logística aérea.

Para cualquier consulta no dudes en contactar con nosotros a través de nuestras diferentes oficinas. También puede seguirnos a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter y Linkedin.